Nuestro comportamiento como consumidores fomenta el empleo de robots inteligentes en la producción y la logística

Publicado el en Interview, Logística del futuro, Tecnología, Tendencias
4 minutos de lectura

La idea de la conducción autónoma fascina a las personas al menos desde la conocida serie Knight Rider. De la misma forma que a Gregor Schubert-Lebernegg que desde 2011 se dedica profesionalmente a su pasión. Como Product Manager de robots móviles autónomos, persigue su visión de los robots móviles inteligentes que asisten a las personas en su trabajo diario y aportan a la logística y la producción del futuro la flexibilidad necesaria.

Gregor Lebernegg
Gregor Schubert-Lebernegg, Product Manager Open Shuttles, KNAPP AG

En el Fifteen Seconds Festival 2019, Gregor Schubert-Lebernegg entusiasmó al público del Technology Stage con una conferencia sobre el comportamiento de los consumidores en relación con las nuevas tecnologías, en especial los robots móviles autónomos. Nosotros también conversamos con él sobre este fascinante tema.

 

“Un cliente puede tener su automóvil del color que desee, siempre y cuando desee que sea negro”, así citaba a Henry Ford al iniciar su conferencia. ¿Por qué ha elegido esta declaración?

La cita explica claramente cómo se trataban los requerimientos de los clientes cuando comenzó la revolución industrial. Los trabajos se realizaban manualmente, se exigía un alto rendimiento. Entonces no había espacio para los deseos personales de los clientes, al contrario que en la actualidad. Hoy día, sobre todo en el caso de los coches, no es ninguna novedad poder decidir uno mismo el modelo que desee dependiendo de las necesidades, desde un color especial hasta el equipo de sonido. La individualización es imprescindible. En 2018 hubo para el Audi A3 110 cuatrillardos de variantes.

 

Ahí me viene a la memoria el término MASS CUSTOMIZATION. Al contrario de lo que declaraba Henry Ford, ¿juega un papel decisivo hoy día?

Exactamente. La palabra se compone de mass production (producción masiva) y customization (personalización). Como consumidores, en la actualidad deseamos productos individuales y lo más rápido posible. Los artículos se adaptan a los deseos y necesidades específicos de los clientes. Esta individualización es un desafío para todos los sectores. Moda, alimentación, muebles… todo se adapta individualmente a los deseos de los consumidores. Sin embargo, los plazos de entrega no pueden ser superiores y el producto no puede ser más caro por supuesto.

Customization
Como consumidores, en la actualidad deseamos productos individuales y lo más rápido posible.

 

¿Qué consecuencias tiene esta personalización masiva para la producción y la logística?

Para la producción significa alejarse de las líneas clásicas de producción y emplear las soluciones aisladas. Hay más puntos de conexión y más circuitos y las conexiones entre las islas de producción deben ser flexibles. Respecto a la logística, la atención se centra en breves tiempos de entrega y opciones flexibles de entrega. Al mismo tiempo, se almacenan temporalmente cada vez más componentes o artículos diferentes. El tiempo de almacenaje debe ser lo más breve posible y los tiempos de reacción igualmente.

 

¿Cómo se puede hacer frente a estas exigencias?

Superficialmente hablando, la respuesta es relativamente sencilla: mediante sistemas flexibles e inteligentes que sean capaces de adaptarse, por ejemplo, al transportar artículos en centros de producción y distribución. Para compararlo, se me ocurren paralelismos con el tráfico. El tren es la mejor elección desde el punto de vista económico y ecológico. Sin embargo, la mayoría de las personas apuestan por el transporte individual. ¿Por qué? Porque tienen diferentes metas, deseos y necesidades.

En una producción o en un almacén, el sistema de transporte representa el tren: los artículos se transportan de A a B. Comparables al coche son los robots móviles autónomos, pues persiguen su objetivo de forma flexible y dinámica. Lo que se ve actualmente en la calle es el resultado de un proceso que ha durado décadas: una mezcla de diferentes tecnologías para satisfacer de la mejor manera los más diversos requerimientos.

El siguiente vídeo muestra cómo respondemos en KNAPP a estos requerimientos en el ámbito de la logística y la producción: nuestra solución OSR Shuttle™ Evo+, una combinación de sistema automático de almacenamiento, robots móviles autónomos (AMR) y software inteligente. La solución interconecta cualquier ubicación en el almacén con el sistema de almacenamiento central y se puede usar para diferentes procesos dependiendo del sector y los requerimientos.

OSR Shuttle™ Evo+, una combinación de sistema automático de almacenamiento, robots móviles autónomos (AMR) y software inteligente

 

¿Qué más nos puede contar sobre los robots móviles autónomos?

Los Open Shuttle combinan áreas fascinantes: mecánica, electrónica, software, inteligencia artificial y, por supuesto, logística. Todas estas facetas interactúan entre ellas para crear un producto cuyo manejo es como un juego de niños. A este respecto, afrontamos naturalmente algunos desafíos, como la navegación de los Shuttle: planificar recorridos, reaccionar en el entorno, esquivar obstáculos… Todo esto debe considerarse para garantizar la máxima flexibilidad y la plena seguridad.

Open_Shuttle_Image_2015_Kind_03
Los Open Shuttle garantizan la máxima flexibilidad y la plena seguridad y todo ello con un sencillo manejo.

 

¿Cómo funciona?

La palabra clave es la inteligencia colectiva. Los robots se comunican entre sí continuamente y distribuyen los pedidos de forma flexible: esto aporta nuevas posibilidades para optimizar rutas de circulación y tiempos de recorrido. De esta manera es posible, por primera vez, poner a disposición capacidades de transporte en el momento y lugar exactos y en la cantidad exacta de manera inteligente y veloz. Mediante esta distribución inteligente de pedidos, se equilibran las cargas de un almacén, por ejemplo, una flota de robots puede estar activa por las mañanas en la entrada de mercancía y por la tarde en la salida de mercancía. Así, los Open Shuttle garantizan siempre la máxima flexibilidad, eficiencia y rentabilidad.

Die Open Shuttles kommunizieren im Schwarm und verteilen Aufgaben selbstständig.
Los Open Shuttle se comunican entre ellos y distribuyen tareas de manera autónoma.

Máxima flexibilidad, eficiencia y rentabilidad: de esta forma dejaría de ser un problema el tema de la personalización masiva para los clientes de KNAPP.

Con nuestras soluciones integrales inteligentes, nuestros clientes estarán siempre preparados para las exigencias de sus clientes y, dado que desarrollamos constantemente nuestras soluciones, tampoco es un problema para nosotros que el comportamiento de los consumidores cambie permanentemente.

¡Gracias por conversar con nosotros!